in

Pescador cubano se encuentra con el camarón encantado del cuento

¡No vas a creer lo que le pidió! ¿O sí?

El camarón encantado complació el deseo del pescador cubano
Foto: O. ALMAGUER Y L. RODRÍGUEZ CONNECTAS / DDC

Un pescador cubano se encontró con el camarón encantado del cuento; la maga, aquel que podía satisfacer todos los deseos, durante una jornada de pesquería al norte de la capital.

Según cuenta un reportaje de la agencia DDR, el pescador iba a meter al camarón en un saco cuando este, con voz muy débil, casi en un susurro, le pidió que lo liberase y que a cambio le concedería cualquier deseo.

El pescador se conmovió con la voz lastimera del camarón, pero dijo que no le creía una palabra.

“Soy muy famoso, soy influencer,” le dijo el camarón y a continuación exhortó al pescador a que cogiera su teléfono y buscase en Google la historia del pobre pescador Llopi, que vivía allá por un pueblo del mar Báltico, del lado de Rusia, en un casuco viejo, sin más compañía que su hacha y su mujer, nombrada Masicas.

El pescador argumentó que allí, en medio del mar, no había señal de ETECSA; por lo que el camarón encantado tuvo que hacerle todo el cuento al pescador, quien exhaltado exclamó:

Ah, eres como el genio de la lámpara de Aladino“.

El camarón le rectificó que no; porque el genio de la lámpara de Aladino solo concedía 3 deseos, mientras que él, los deseos que podía conceder, eran infinitos.

“Tampoco tienes que frotarme,” acotó.

El pescador cubano, para probar, le pidió al camarón que convirtiera su bote en una lancha rápida, lo cual fue concedido al instante, no sin antes advertirle el camarón que no podía usar esa lancha para el tráfico ilegal de personas hacia los EE.UU., desde Cuba.

“Ok, concédeme otro deseo; mira que no puedo venir aquí todos los días que la jugada está apretada y me pueden meter preso,” dijo el pescador.

¿Quieres que tumbe a Díaz-Canel también,” le pidió el camarón encantado al pescador, a lo que este argumentó:

“No, mejor ponme en los EE.UU., para pedir Ley de Ajuste,” le solicitó el pescador.

“Llévame contigo,” le pidió el camarón al pescador, y argumentó a su favor que luego de años nadando desde el mar Báltico al Mar Caribe, estaba pasando tremenda hambruna; y que él mismo no se podía conceder los deseos de una mejor alimentación.”

Noticia de El Lumpen: Raúl Torres vende instrumento para suscribirse a Haniset en OnlyFans

Written by Siro Cuartel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Silvio Rodríguez arremete contra los silviófolos

Silvio Rodríguez anuncia: “No tienen que creerme todo lo que digo”

El Lumpen encabeza ranking de medios cubanos más creíbles.