in ,

Joven que gastó fortuna en audífonos ergonómicos descubre que el problema estaba en sus oídos sucios

“¡Quien se iba a imaginarse que despues de eso todos los audífonos se incrustarían bien!”, dijo el joven.

¡Increíble! Se gastó miles de pesos en audífonos, y su problema era un taco de cerilla.

Canelo Martínez Fungo, un joven cuadro de la UJC del habanero municipio de Playa, acaba de descubrir por pura casualidad que se hubiera podido ahorrar al menos 50 CUC en unos audífonos ergonómicos, de haberse limpiado antes las orejas.

En su perfil de la red social Facebook, Martínez Fungo compartió con sus amigos un breve texto donde narra lo sucedido tras la compra de sus audífonos ergonómicos:

“Yo quería escuchar a Sílvio y a Buena fe para enardecerme más en Panamá cuando la Cumbre de las Américas, y entonce me compré unos audífonos ergonómicos de estos buenos que se meten pa dentro de las orejas, pero en seguida me resbalaron de vuelta al exterior.

Despues me compré otros audífonos, y otros más; audífonos de distintas marcas y modelos, y siempre era la misma cosa. Llegué a comprarme unos audífonos bien caros de 10 dólares pero tampoco me ajustaron.

Entonce ayer por la tarde sentí una cosquilla tremenda en los oidos, y como quería escuchar la Mesa Redonda, para ver si hacia falta mi paso al frente para ir a desenmascarar vendepatrias en cualquier lugar afuera de la patria, decidí rascarme con un bastoncito de esos buenos que venden en la shopping…

“¡Quien se iba a imaginarse que despues de eso todos los audífonos se incrustarían bien!”, concluye su relato el joven cuadro, acompañado por la foto en plano detalle del bastoncito usado en la operación.

Otra nota de El Lumpen: Televisión en Cuba pasará a ser de pago

DDR no incluye la imagen en esta nota por respeto a la sensibilidad estomacal de los lectores, pero basta con nuestra palabra para decirles que se trataba de ¡tremendo taco de cerilla!

Tras la salida al exterior del taco de cerilla, ¡todos los audifonos comenzaron a escucharse a las mil maravillas!.

“Lo que hice fue meterme en Ebay, para venderlos todos, menos los primeros que me compré, pero luego recordé que vivía en Cuba, y que nadie podía pagarme por Paypal, al final estaba jodido igual,” reconoció.

Written by Siro Cuartel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Osmani García no está contento con la revista El Estornudo

Osmani García podría demandar a revista El Estornudo

La gente confundió a uno de los políticos con una jirafa.

Políticos de origen cubano asisten a conferencia impartida por Ron Magill en Zoológico de Miami