in

Cubano sale a festejar aumento de salario y gasta todos sus ahorros en ron.

El anciano fue trasladado al policlínico de Diez de Octubre donde fue atendido por presentar señales de un coma etílico como consecuencia de la adquisición de un ron de baja calidad

un cubano se pasó de copas para festejar subida de salarios
El anciano fue trasladado al policlínico de Diez de Octubre donde fue atendido por presentar señales de un coma etílico como consecuencia de la adquisición de un ron de baja calidad

Emeterio Rondón, un cubano de 85 años de edad que aún no se ha jubilado para poder seguir viviendo, salió ayer por la noche a festejar la noticia de que aumentarán los salarios en la isla y consumió todos sus ahorros en ron. El anciano, ahora, no tiene dinero – dijo a DDR – ni para comprar el pan.

Emeterio se fue de copas tras escuchar en el NTV la buena nueva. El anciano cubano salió a la calle coreando consignas de sentido valor patriótico como “Ahora sí vamos por el camino correcto”, “Cuba sí, Yankees no” y una que sus vecinos calificaron como autopromocional: “Búscate un temba que te mantenga”.

Vecino de la Esquina de Toyo, Emeterio llegó al lugar e invitó a un trago a todos los presentes. El hecho llamó la atención, pero Emeterio de inmediato aclaró que su bondad era incomparable a la que estaba mostrando el presidente cubano Miguel Mario Díaz-Canel al autorizar el aumento del salario a los trabajadores cubanos.

Otra noticia en El Lumpen: Anciano que nadó 45 millas entre Cayo Hueso y la Habana dice haber recuperado la memoria.

Los presentes agradecieron el gesto del cubano Emeterio y para sentirse más agradecidos aún – de Emeterio – le pidieron les pagara otra ronda, a lo que el anciano accedió sin mucho miramientos.

En la octava ronda, alzó su vaso y visiblemente emocionado dijo:

“¡Viva la Revolución, coño!” y cayó redondo.

El anciancubano o fue trasladado al policlínico de Diez de Octubre donde fue atendido por presentar señales de un coma etílico como consecuencia de la adquisición de un ron de baja calidad y hasta necesitó una tranfusión de sangre.

Por la mañana le fue presentada una factura simbólica de los gastos hospitalarios, lo que provocó su asombro y preguntó si la atención no era gratuita, o es que la Revolución había cambiado su sentido.

Fue ahí cuando se metió la mano en el bolsillo y se dio cuenta que no tenía ni un centavo. Ni siquiera para cuando saliera comprar el pan.

“Que le vamos a hacer; hay que seguir trabajando,” expresó con resignación. 

Written by Siro Cuartel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Robertlandy Simón se va del team Cuba por problemas con una litera

¡Robertlandy Simón regresa! Solucionan el problema pegando las literas

Luis Silva consulta a Talía González y Yunior Smith por las mulas

Luis Silva visitó casa de Talía González y Yunior Smith para conocer tema de “las mulas”