in

Talía González: «Lo sucedido en Cuatro Caminos es culpa de Barbapapá»

De acuerdo con el estelar comentario de la Hija Ilustre del Central Chaparra, cuyo verdadero nombre es Dalia, Barbapapá propició todo eso.

Talía González demostró ayer con pruebas contundentes, que lo sucedido en la reapertura del Mercado de Cuatro Caminos no fue obra de la mala planificación de aglutinar en un solo mercado todas las mercancías que están perdidas en el resto de los mercados de la capital, sino de «Barbapapá» tal y como ella misma expresara.

De acuerdo con su estelarísimo comentario, Talía aseguró a los televidentes que la gente que entró al mercado «no tenía hambre, y sí deseos de joder».

«Solo así se explica que, mientras una turba de indisciplinados sociales se lanzaban sobre los estantes como si fueran fieras, otros se dedicaban a grabar videos para luego subirlos a las redes sociales. Algunos incluso los vendieron a $10usd. Yo lo sé. A mí me quisieron vender uno, lo que yo no tengo dinero, ni nada que dar,» explicó Talía ante el pueblo reunido en el Televisor, ansioso por enterarse tres días después de lo sucedido.

«Muchos no tenían ni dinero encima, y estaban allí para mirar; hacer bulto, sufrir con la mercancía del enemigo, que se fabrica a costilla del sudor de los países pobres, a donde van a poner sus fábricas y pagar mano de obra barata,» precisó.

«Esto es culpa de Barbapapá,» dijo Talía nuevamente, mientras la gente se preguntaba desde sus casas, ¿quién es Barbapapá?

«Es Donald Trump. El Tío Sam. El imperio yanqui. ¡Viva la Revolución, carijo!«, dijo a DDR un anciano que se encontraba apostado esperando a la salida del ICRT con la esperanza – confesó – de darle un beso a Talía en los pies.

Otra mujer, que se encontraba esperando igual, a la salida del ICRT, a Talía, aunque por diferente motivo, dijo que «Talía es una mentirosa y merece una galleta«, y mostró orgullosa un paquete de galletas «Pionero» de sal.

«Ahora ella va a saber lo mal que sabe la sal y la pimienta«, expresó la mujer y dijo que el principal revoltoso y causante de todo; comprador por montones de cajas y acaparador de puré de tomate para revender luego, fue el pintor cubano Michel Mirabal. Y mostró dos fotos que lo atestiguan.

La mujer dijo que ella emplazó a Mirabal a la salida de Cuatro Caminos, pero este le sacó una carta del Ministerio de Cultura que lo avala como artista, y lo ampara de comprar la cantidad que él quiera, de lo que él quiera, para hacer «performances».

Según dijo Mirabal a DDR «él no es menos que Kcho», y dijo que haría un performance con latas de puré de tomate.

«Cuando termine, haré como con los machetes. Firmo las latas y las revendo. Todo el que quiera puré de tomate puede venir a comprarlas a finca Calunga. Kcho, yo soy tú papá,» dijo orgulloso.

Siro Cuartel

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

otaola

Otaola se faja con Robin Pedraja por un matahambre y con Erik Ravelo por una foto

Iroel Sánchez dice que «El Lumpen miente con la foto», y exhorta a seguir ejemplo del Granma