in

Michel Mirabal se queja: «No alcanzamos cajita en cena con el Rey; solo una tartaleta»

Mirabal, junto a un grupo de amigos terminó comiéndose unas croquetas en el KingBar.

El reconocido artista plástico cubano Michel Mirabal declaró a la agencia española LEFFE que la cena con el Rey de España ayer, en el Palacio de los Capitanes Generales, «fue una estafa» y que en la mesa donde él se encontraba sentado junto a su bella pareja y un grupo de amigos «no alcanzaron cajita», y solo pudieron comer «tartaleta».

«No alcanzamos cajita en cena con el Rey. Solo tartaleta con merenguito», dijo Mirabal a la agencia española Leffe.

Mirabal dijo que «le fue peor» que a los cantantes de Los Van Van Lele y Robertón, quienes en días pasados fueron a una cena en una Embajada de la capital y solo les dieron croqueticas, y tuvieron que cantar incluso como 10 canciones, a cambio de las croquetas.

Con relación a la cena en el Palacio de los Capitanes Generales, Mirabal expresó:

«Todo parecía tan bien preparado. Gente de lujo, pero cuando la que lleva los platos pasó por la mesa de Padura, el escritor de La Ciudad y los Perros, barrió con la quinta y con los mangos.»

«Y luego tiene el descaro de venir a retratarse conmigo. Yasell, mi pareja, y Viengsay querían cogerlo por cuello, pero tuvimos que sonreír para la foto,» dijo Mirabal.

Otro que se quedó «en Blanco y Trocadero» fue Pichi Perugorría, quien terminó yéndose para casa de Kelvis Ochoa a comerse «un tente en pie» a las 2 de la mañana.

Mirabal dijo que él, luego de comerse la tartaleta, tuvo que ir a contentar las tripas al KingBar con unas tapas y unas croquetas, donde pudo disfrutar de la actuación del grupo Zoonosis, de rock alternativo sicodélico, quien interpretó unas piezas de su más reciente álbum «Camina la Habana, que no hay transporte».

Siro Cuartel

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iroel Sánchez se molesta, llora y dice «no ha visto el Rey ni en pintura».

Canal Habana asegura que «lavará la afrenta», cuando haya detergente