in , , ,

Rodillo: «Lo mío es tumbar la dictadura, no la sociología ni la crítica de televisión»

Rodillo

El apuesto disidente cubano Rodillo dijo que él no es Rufo Caballero ni José Antonio Saco, pero dijo tener pruebas de que Liu Santiesteban quiere meterlo en uno

Antonio Rodillo reveló esta mañana que está sumamente preocupado con la turba de fanáticos pertenecientes al llamado «Team Otaola» y dijo que lo de él es tumbar la dictadura, y no la sociología ni la crítica de televisión.

» A ver yo quiero que la gente me entienda, y comprenda, que yo soy el que tengo la razón. Aquí hay que hacer una cosa, y el que no esté de mi lado, está del otro lado», expresó.

El apuesto disidente cubano dijo que él no es Rufo Caballero ni José Antonio Saco, pero dijo tener pruebas de que Liu Santiesteban quiere meterlo en uno, y que es mucha coincidencia que Liu Santiesteban haya viajado desde el Norte a Miami, para vender productos Goya cuando en realidad puede venderlos en New Jersey, Nueva York o Chicago.

«Pudo incluso venderlos en Washington, o en North Carolina, ¿por qué bajar hasta Miami? Esa lo que quería era desprestigiarme,» afirmó.

Rodillo confirmó a DDR que él se las vio «bien difíciles» con la Física en la Universidad de La Habana, pero luego se las agenció para terminar los estudios fuera.

«Debo reconocer que lo mío no es el estudio de las ciencias sociales; a mi me pasó como a Ruperto Marcha Atrás; me dieron un golpe esos esbirros y me quedé atascado en la época de la lucha confrontacional,» dijo.

«Ese es el método; y marchar, aunque yo ya por cuestiones que todo el mundo sabe y no reconoce, ya no marcho; cualquier otra cosa, estoy en contra, y pobre del que esté en mi contra», expresó.

«Tampoco soy crítico de televisión, ni conozco del impacto que en el arte la cultura y la sociedad, puedan tener estos espacios nuevos de tecnología en las redes sociales que tal parece que son televisión, pero no lo son. Reconozco que en ese campo soy un neófito, que no es lo mismo que ser feíto, aunque se parezca,» dijo.

Más adelante, Rodillo reconoció que desde hace varios años él se dedicó en cuerpo y alma a un proyecto: Estado de Sal, pero admitió que la precaria situación económica en la isla, por culpa del castrismo, lo ha dejado atado de pies y manos.

«En la isla ya no hay sal ni en Caimanera; estamos tratando de ver como convertimos a Alier en Edith, la mujer de Lot, para así poder garantizar el Estado de Sal, o por lo menos la sal. Al primero que le voy a parar delante va a ser a Otaola, y luego al viejito vendedor de jabas,» expresó Rodillo.

Rodillo, reconoció que la misión es difícil y requiere recursos, por lo cual él se encontraba pidiendo encarecidamente «una tierrita», porque el dinero que tenía asignado para ello se lo quitaron, al constatar las autoridades que otorgaban los fondos que él ya estaba sin seguidores. Dijo que, en la espera, se encuentra trabajando en una ponchera, echándole aire a las cámaras.

«Inflando, mamá, inflando. Quiero decir, luchando».

Sin embargo, admitió, que este mierderismo con Otaola, y con la gente «mierdera que le gusta el fango y el chapoleteo en ese programa», le resulta beneficioso a sus propósitos, pues ha resurgido como el Ave Fénix y ha levantado rating.

«Así le podré exponer al mundo mi verdad, que es grande como una casa. Ese tipo de programuchos de municipio, como bien lo definiera el maestro David Calzado, lo que hacen es confundir a la masa confundida. No se puede mezclar lucha política con chisme, brete, morbo, amarillismo, reguetón, sonrisas y risas. Yo abogo, y pido a Dios que me conceda ese deseo, de ser director de Medios Globales, como John Lansing, y así hacer como hizo el Comandante Fidel después del 59, y tumbar todos esos medios de pacotilla y sancionar y despedir a todos esos comunicadores que no le ponen al asunto social la seriedad que lleva. Los cerraría a todos, aunque me gustaría por lo menos, quedarme con los seguidores que tiene Otaola; los míos ya no pasan de 50,» expresó.

Rodillo dijo que de todo lo sucedido él ha sacado dos experiencias: una, que la gente está equivocada a rajatabla, pues él es quien tiene la verdad absoluta, y que sin dudas, hay que contar con él para liderar «las masas» pues todos los demás están equivocados, incluso Edith Massola.

Siro Cuartel

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juvenal Balan es chivatón

Yailín Orta: «Ese Juvenal se fue de lengua con El Lumpen»

Casa de recuperación

PolifemoTV creará «Casa de Recuperación», como My Cosmetic Surgery