in ,

Cubanos llegan a Miami exigiendo «Furestán», «Mary Kay» y permiso de trabajo

Los cubanos dijeron haber pasado muchas vicisitudes para que ahora, el exilio, les diera la mala

Cubanos llegan a Miami

Un grupo de cubanos llegó ayer a Miami provenientes de Laredo, Texas, en ómnibus y apenas entraron por la Calle de Okeechobee sacaron sus cabezas por las ventanillas agitando banderas de Cuba y Nicaragua, país centroamericano que dicen los acogió como a unos hijos, pero de putas.

«En Cuba no podíamos ya vivir, y en Nicaragua no nos querían. Nos trataron muy mal los sandinistas, y eso que los alfabetizamos, curamos sus heridas de la guerra, regalamos un central azucareo y petróleo proveniente de la URSS,» dijeron

Varios de ellos al entrar por Okeechobe en la zona de Hialeah Gardens pensaron que el ómnibus todavía se encontraba lejos, o incluso que el GPS los había confundido. Ya cuando se incorporaron a la 27 Avenida, antes de llegar al 836 pensaron que el GPS los había llevado de vuelta a Nicaragua, y comenzaron a sacar la cabeza por la ventanilla y gritar «¡Queremos ir a Miami!», ante lo cual varios transeúntes les gritaron desde la calle: «Ya están en Miami, comemierdas».

Fue ahí entonces, y después que el chofer les asegurara que pronto estarían llegando a la Calle Flagler y que 8 cuadras más adelante estarían ya en la famosa Pequeña Habana, que los cubanos se calmaron, se sentaron en sus asientos y respiraron profundo.

Sin embargo la tranquilidad duró solo dos minutos, pues al unísono se volvieron a levantar de sus asientos, sacaron su cabeza por las ventanillas, y otras vez agitando las banderas comenzaron a proferir gritos de «Queremos Furestán», «Queremos Mary Kay» y «Queremos Permiso de Trabajo».

De inmediato varias personas que se encontraban esperando para cruzar la calle en sus vehículos, le corrigieron a los migrantes y le dijeron que se decía «Food Stamp», al tiempo que otra mujer que se identificó como Teté, paró su carro, abrió su maletero y comenzó a intentar vender sus productos Mary Kay a muy buen precio – $300 dólares el set – hasta que se dio cuenta que los recién llegados exigían Medicaid.

El chofer del ómnibus más tarde, declinó hacer declaraciones a los periodistas reunidos en el Parque del Dominó, donde fueron recibidos los recién llegados por varias de las autoridades políticas de la ciudad, encabezadas por el Alcalde Joe Carollo.

 

Siro Cuartel

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Clarita y Carlucho

Carlucho pide ayuda a Clarita para vender sus muebles

Otto Ortiz, Zapatos Gucci

Revelan zapatos que compró Otto Ortiz en Miami y que iba a estrenar este fin de semana en el teatro Karl Marx