, ,

Jóvenes cubanos van al Pan de Guajaibón a buscar lo que ustedes saben

“Solo de pan no vive el hombre, como dijo Díaz-Canel, pero aquí estaremos un buen rato comiéndolo,” explicaron a la prensa

Pan de Guajaibón

Un grupo de jóvenes cubanos marchó este fin de semana a pie desde la ciudad de Matanzas hasta el Pan de Guajaibón con la esperanza de que este no les falte nunca más, y con la idea de llevarse un poco de regreso si es que algún día regresan. Los jóvenes dijeron que allá, en sus casas, en sus familias, quedaron a la espera de noticias padres, hermanos y amigos.

“Aquí sí que hay pan para rato, expresó una de las integrantes del grupo que tras catorce horas de camino y trepar por la ladera de la montaña llegó hasta lo que asegura es “el único pan que está por la libre en Cuba”.

Tras dos horas encima de la cima descansando, los jóvenes se acostaron bocabajo para respirar “el pan” y una hora después dio comienzo un acto político y de masas en el cual los jóvenes reafirmaron una vez más su espíritu patriótico y firmemente apegado a las raíces de la tierra que los vio nacer.

Uno de los asistentes leyó un comunicado y dijo que la sociedad cubana “está cada día más comprometida con la cultura y el rescate de las herencias históricas de nuestros aborígenes, que no conocían el pan, pero hacían casabe con la yuca,” e hizo un aparte en su discurso para explicar que es cierto que “la cosa” está dura como “la yuca”, pero señaló que no importa que esté dura, lo que importa es que se ablande.

“Aquí más cerca del cielo reafirmamos que nunca nos faltará el pan; aquí nos quedaremos. Seremos el ejemplo de una sociedad que sale a conquistar lo que necesita,” señaló.

“El pan no se mendiga, se conquista con el filo del machete,” expresó el joven al final de la lectura del panegírico y exhortó a los demás presentes a ir dándole machetazos al Pan de Guajaibón para ir recuperando lo que llamó “días perdidos”.

 

 

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Habana de Primera, concierto

Expulsan de una iglesia a joven que confundió canto religioso con Havana de Primera

heineken rafael serrano

Rafael Serrano sube a Instagram fotos de unas cervezas Heineken y dice que son “imperialistas”