,

Rompen relaciones Cuba y México por culpa de un picadillo de soya.

Un picadillo de soya vendido en Sancti Spíritus, fruto de la colaboración Cuba-México, ha sido la fruta de la discordia…

La cancillería cubana acusa a México de querer envenenar a los productores de arroz de Banao, y México dice que Donald Trump le echó mal de ojo al picadillo.

Mientras el asunto se aclara, y Martí Noticias y Diario de Cuba esperan “ver” como redactar mejor la noticia – fuentes consultadas por DDR dicen que la culpa es de la periodista independiente que redactó la noticia – Bruno Rodriguez, Ministro Exterior de Cuba dijo que: “si no se aclara el picadillo, hay que suspender la guara”

Mientras, como es normal y está normado en estos casos, se cambió el picadillo por un trozo de mortadella de producción nacional.

Comienza el 15 de julio la entrega de los pre tickets para la embajada cubana en Washington.

Pánfilo responde a enérgica provocación anticubana en Miami