, ,

Entradas al Artime para escuchar el violín de Trump, se repartieron a través del Zoológico de Miami

También el Museo de Arqueología, repartió unas 150 entradas

U.S. President Donald Trump listens to Cuban violinist Luis Haza play the US National Anthem after Trump spoke about US-Cuba relations at the Manuel Artime Theater in Miami, Florida, U.S., June 16, 2017. REUTERS/Carlos Barria

Las entradas para el concierto de violines protagonizado en la Pequeña Habana por Donald Trumpeta, Mario Díaz-Aballarde (Negro Calde), Marco “El Rubio” y Rick Scrotto entre otros, se repartieron a través del Zoológico de Miami, según reveló a DDR una fuente que prefirió mantenerse bajo condición de anonimato.

“Estaba la duda del por qué tanto vejestorio en el lugar ese, y yo que fui presidenta del Comité mío allá en Cuba desde el 69 hasta el año pasado que me acogí a la Ley de Ajuste, no podía quedarme callada,” dijo la fuente.

“Solo se le repartió una entrada a una persona joven, y fue a la hija de Oswaldo Payá. ¡Pobre Oswaldo, si viera el show que dio su progenitora luego, se levanta y vuelve a morirse,” dijo la fuente.

La fuente dijo además, que el Museo Smithsoni Ano, a través de una filial de arqueología en la ciudad de Miami, repartió también entradas previa coordinación con el León Medical Center, que situó 200 ambulancias, 345 muletas, y 316 aparaticos para el asma, en las cercanías del teatro.

“Esta gente sí se quedó fuera. En realidad no fue un foro demócratico, los pocos asientos vacíos que quedaron se repartieron entre personas que demostraran poseer además de más de 88 años, un comprobado sentimiento anticastrista,” expresó la fuente.

Como parte del avituallamiento y de la logística necesarios, el Restaurante Versalles, propiedad de Felipe Balls, repartió croquetas y pastelitos a los asistentes.

Una de las asistentes al concierto, Hortensia Pichard, más conocida en sus años mozos como “Hortensia la Pichá”, dijo que se le olvidó ponerle la batería al aparatico que ella tiene para su sordera, pero que a oído de buen cubero, le pareció “más de lo mismo.”

“Hubo mucha algarabía para ese concierto, yo pensé que iban a interpretar algo mejor,” acotó.

“La gente es tan bruta que festeja… me extrañó no ver a Maria, la de Miami Beach.”

“Al que si vi, y lo vi algo esquizofrénico, fue al Aballarde, me pareció que sobreactuaba; sentí tanta pena en ese momento…”, dijo la anciana momentos antes de chequearse la presión y prometer que no volverá jamás a votar por ese loco.

Commentarios

Commentarios

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Antunez y Boronat sostendrán pelea de Kick Boxing en Miami

Aduaneros cubanos dicen “estar preparados” por si dejan venir con cualquier pasaporte