,

Hombre “engañado” pide divorcio. Vea por qué.

Pantaleón y sus dos mujeres.
Pantaleón y sus dos mujeres.
Pantaleón y sus dos mujeres.

Un ciudadano colombiano llamado Pantaleón Mejía, quién sostuvo sexo durante 6 meses con su esposa, la hermana gemela de esta, y una amiga que se parecía físicamente muchísimo a estas dos últimas, interpuso hace una semana una demanda ante un juez del estado de Bogotá, Colombia, para que anule el matrimonio o le conceda el divorcio (da igual) ante lo que él considera un intento de asesinato.

“Nunca me dió por pensar que cuando ella salía del cuarto, iba hacia la puerta de la calle y le abría la puerta a su hermana gemela, y esta a su vez a la amiga… o al revés, da igual, el orden de los factores no altera el producto. ¡Querian acabar conmigo!

“Yo pensaba que ella padecia de incontinencia urinaria… y no, era que se cambiaba con “la hermanita o la amiguita”. En realidad me extrañó siempre dos cosas: una, por qué se empeñaba en sostener sexo siempre con la luz apagada, y dos, por qué cada vez que venía “del baño” quería tener sexo. 

“Al principio… las primeras semanas fue placentero… ¡estaba tan enamorado”, pero luego… apenas podía sostenerme con las manos cuando iba a hacer pis. ¡Era mucho!” culminó diciendo.

La esposa y presunta “homicida” alegó en su defensa ante el juez, que ella solo quería hacer sentir feliz sexualmente a su marido.

Luego que el juez anulara el pedido del hombre, por considerar que este no se encontraba en su sano juicio, pidió a la esposa que, “sacara del play” a la amiguita y se contentara con su hermana gemela.

“Siempre he oído de menage a trois, no a quatre, creo que con otra más es suficiente” sentenció.

A la salida del juzgado, esposo, esposa y cuñada se fundieron en un abrazo.

Commentarios

Commentarios

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Venezolana con dos clítoris: “Puedo sentir orgasmo “a las dos manos”

La ONAT en Cuba aprueba el oficio de plañidera, pero…