,

Revelado en las Conversaciones Cuba-USA el nombre del primer balsero.

Se trata de William Cubillos, nieto del mítico Guillermo Cubillos

william 2

Durante las conversaciones que se han estado efectuando entre la diplomacia cubana, delegación que encabeza Josefina Vidal por la parte cubana, y la diplomacia norteamericana, la cual preside Roberta Jacobson, uno de los miembros del staff del Food & Beverage le preguntó a uno de los diplomáticos – aún no sabemos si fue a uno cubano o a uno estadounidense – quien había sido el primer balsero que huyó desde la isla comunista hacia las costas de la Florida. Ni el interpelado, ni ninguno de los otros asistentes supo responder la pregunta, a pesar que fue un tema recurrente durante el almuerzo y a la salida de este.

Contrariamente a lo que hasta ahora se había dicho no se trata de Reinaldo Cruz, sino de William Cubillos, nieto del mítico Guillermo Cubillos, aquel que junto a una piragua inspirara la legendaria canción.

Siro Cuartel nos revela este interesante diálogo, que hoy luego de varios meses de su última visita a la ciudad de la Habana, pudo transcribir para nosotros.

Mi abuelo era colombiano pero se enamoró de Cuba. Nos llevó pa´ cuba… a mi padre le gustaron las mulatas y decidió quedarse. Hicimos nuestra vida normal y corriente. Eso sí, salíamos a la calle poco. En esa época Batista daba unas entradas a palos que… en fin, es historia conocida.

Yo me casé, formé un  hogar por allá por las inmediaciones de la Sierra Maestra. Monté mi pequeño negocito, una bodega. Cooperé muchísimo con los alzados – los verdaderos – y no te miento, me enamoré de Fidel y la Revolución. Me fanaticé… al extremo que mi mujer se largó para Trinidad de donde era oriunda. Y yo vine atrás de ella. Vendí mi bodega allá en Oriente y me compré otra, cerca de trinidad, en la zona conocida como “La Tatagua” donde luego inaugurarían un campamento pioneril.

Siro: ¿Por qué te fuiste de Cuba?

William: Me empezó a ir mal en el negocio. O sea, en la bodeguita. Un día venía un miliciano y se llevaba un saco de arroz; luego, al otro día venía otro y me pedía un saco de frijoles…

Siro: ¿Pero te lo pagaban?

William: No, me lo pedían… fiao, o decían que era para una actividad de tal o más cual organización. Llegaban con una escopeta y …yo simpatizaba, es la verdad. Asi siguió hasta…

Siro: ¿Hasta…?

William: Hasta que un día vinieron en nombre de la Revolución y se llevaron la bodega completa. Esa bodega no fue robada… yo la adquirí con mi esfuerzo.

Siro: ¿Que hiciste entonces?

William: Yo tenía un dinerito ahorrado claro, … cuando aquello estaba el INRA otorgando tierras, y me dieron unas tierritas que decidí cultivar. Levanté mi rancho con mis animalitos.

Siro: ¿Y vino la Revolución y te los quitó también?

William: No, vinieron los alzados, los del Escambray. Estos eran peores. Mira, yo tenía una puerquita muy bonita, y un día vino Cheito León y se la llevó. Me quedaba otra… la niña de mis ojos… Florencia la llamaba, vino Emilio Carretero un domingo por el mediodía y se la llevó también.

Siro: ¿Las mataron para comérselas?

WilliamWilliam: No sabría decirte con certeza. Quizás no… en esas lomas la soledad era grande.

Siro: Bueno… ¿que hiciste después?

William: Me fui para la capital. Allá tenía un hermano. Estaba bien parado él. Un día él me mandó una carta diciendome: “Hermano mío:  (…) con las palomas – el se dedicaba a eso desde que vivía en Colombia – me va de lo más bien. Los otros días solté unas y … no lo vas a creer, se posaron en el hombro de nuestro comandante. Hoy mismo el me ha ofrecido ser presidente de la Asociación Colombófila de Cuba. He aceptado el cargo (…)”

Siro: Entonces pudiste “levantar”…

William: ¡Poco faltó para que me levantaran a mi también! Un triste momento en mi vida… a mi hermano se lo habían llevado preso. Alguien lo acusó de que la paloma no se había solo posado en el hombro de Fidel, sino que lo había cagado. Que él la había entrenado… una patraña. En fín, el cargo le había durado lo que él se demoró en escribirme aquella carta.

Siro: ¿No se te ocurrió protestar para que te dieran el dinero de la bodega que te habían quitado?

William: Nunca me resarcieron… yo empecé a hacer unas reclamaciones. Un día iba aquí otro allá, firma aquí, cuño allá. Nada, no sucedió nada. Y yo esperaba… años después viendo “La muerte de un burócrata” el film de Gutierrez Alea, me di cuenta del por qué nunca habían respondido mi carta de reclamación.

En fín, estaba en la capital, sin casa, sin dinero, sin mujer…

Siro: Que historia tan triste… pocos salen adelante en una situación similar.

William: Hay quienes se suicidan y todo. Yo no. Yo era un luchador.

Un día, sentado en el muro del malecón, veo que las olas en vez de venir hacia la orilla se alejaban de esta. Mi abuelo nos había enseñado mucho de técnicas de navegación cuando éramos niños. Yo sabía que los Estados Unidos estaba al norte. Así que le cogí un ponche a una goma de tractor en la que yo dormía. Un bidón de gasolina lo llené de agua y me lancé a la aventura.

wiliam 3Siro: ¿Pero por qué no te fuiste por el aeropuerto con tu pasaporte colombiano?

William: Me lo habían quitado también. Oigáme, esa gente no era fácil… te lo quitaba todo. A mi hermano… Yo pensé que le habían quitado las palomas. pues no, las habían metido presas también.  Esa gente en esa época estaba mas loca que los girondinos y los jacobinos. ¡Un verdadero desastre!

Sí, fuí el primer balsero… ahora me dedico a labrar la tierra aqui en Homestead. Tengo mi tractorcito…

Siro: ¿Nunca regresaste a Cuba?

William: No me han dejado volver. Mi ex mujer les dijo que yo les suministraba chiclets a las bandas de los alzados y por eso no me dejan entrar a Cuba. Darle yo a los alzados… ¡ni agua compadre, ni agua! Pero yo espero volver… según veo las cosas hay, como no, un poco de esperanza para un tipo como yo.

Commentarios

Commentarios

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Siro Cuartel

Siro Cuartel

Siro Cuartel

Periodista graduado en la FCOM en la Habana y con varios doctorados en USA e Inglaterra. Ha ofrecido conferencias en más de 80 paises acerca de la importancia del humor en el periodismo diario. 45 años de edad, en estos momentos tras su más último divorcio se encuentra viviendo en unos trailers que quedan por Allapatah, en el NW de Miami. Cualquier donación es bien recibida.

Presentador estelar de la Televisión rusa es castrado, al parecer, por simpatizantes de PODEMOS.

JLo asegura que “encontrará el amor de su vida no importa donde.”