,

Juantorena le pide disculpas a Dayron Robles.

Amparado por la fenomenal acogida que recibieron en Miami los Industriales hace par de años, Alberto Juantorena, algo pasadito de copas, pues claro, porque el valor tenía que tomarlo como medicina, decidió ayer, a las 1:33 am, llamar a Dayron Robles y pedirle disculpas.  La operadora de Telefrance que recibió la llamada comunicó a este reportero, que el Juanto, se notaba deslumbrado y con visibles muestras de agotamiento, superior incluso a aquel que tuvo en Montreal 1976.

Dayron Robles

Dayron aun se encontraba durmiendo en la maravillosa casa que le rentó el Club AS Mónaco pero cuando vio que la llamada venía de Cuba, no dudó en coger el teléfono:

  • Perdón My Lord, dijo una voz del otro lado de la línea… perdón

Y súbito comenzó a preguntarle al ex miembro de la Selección Nacional, si existía la posibilidad de que él fuera a correr por allá – cuatrocientos, no ochocientos que ya la bomba no me da pa´eso , aunque… le dijo – y de paso agenciarse un poco de pacotilla francesa, que como todos sabemos es el último grito de la moda, y algún que otro efecto electrodoméstico.

Dayron, le preguntó si era posible que le mandaran su Peugeot a París, pues un  Peugeot como ese, y él, manejándolo, sería todo un suceso, superior incluso al que conmocionaría a La Habana y Juantorena le aseguró que haría todas las gestiones con la Aduana General de la República.

  • ¿Y contra quienes competirías? le preguntó Dayron
Alberto Juantorena. Foto Raquel Pérez.

Juantorena hizo mutis ante la interrogante. Frederick Vaughn (“Fred”) Newhouse,  es ahora un burócrata gordo amparado en su puesto de Director de Asuntos Internacionales en Energias Valero, y seguramente no serviría ni para correr de la calle a la puerta de su casa cuando llueve. Herman Fraizer, otro de los americanos, ya ni sale de su casa, después de los sucesos acaecidos desde el 2004 al 2008 cuando dejó la UAB con un déficit presupuestario de $7.5 millones, fue despedido de su posición como Director Atlético en la Universidad de Hawaii. Ivo Van Damme había fallecido trágicamente en un accidente de tránsito el 29 de diciembre del propio 1976. De Rick Wohlhuter, Viktor Markin, Richard Mitchell y Frank Schaffer no sabía nada. Steve Ovett, luego del susto que pasó en la final de los 800 en Los Angeles 1984, en que por poco guinda el palo, no se atrevería a volver a correr. Y de Sebastian Coe ni hablar. Inmerso como lo está en la política, seguro no le hace falta ni correr 10 metros para que le caiga el billete.

El, solo él, podría competir contra sí mismo.

Entonces se dio cuenta de su error. Que había gastado 6.35 cuc en llamar a un oriental engreído, que no se dignaría en levantarse de la cama, para contratarle 7 viejitos de esos que duermen en los andenes del metro de París, bañarlos, vestirlos decentemente y disfrazarlos de corredores, para él, el héroe de Montreal 1976, encararmarse de nuevo en el Olimpo.

  • Vete a la m… Dayron

Y colgó, mientras lamentaba el saldo restante que Etecsa, gentilmente le había dejado en la cuenta de su celular.

Commentarios

Commentarios

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Maduro no ofrece soluciones? Veamos que dice El Tarot…

Envían al Museo Nacional de Cuba dos hojas de una libreta de productos alimenticios.